domingo, 13 de agosto de 2017

Algunas heterodoxias de la Semana Santa

Sevilla es una ciudad excesivamente tradicionalista, donde a veces la originalidad se castiga y el salirse de unos límites preestablecidos implica una ofensa para una parte de la sociedad. Parece que cada vez esto está más acentuado, aunque de unos siglos para acá siempre existió ese dogma de intentar imponer una sola visión de la ciudad. Hoy vamos a ver cinco ejemplos de heterodoxias de la Semana Santa, que demuestran que ese corsé que se le intenta poner a la ciudad no es real. Algunas de estas heterodoxias son más lejanas en el tiempo y otras coetáneas a nuestros días. Algunas claramente tiene fin irreverente y otras son hechas por personas pertenecientes al mundo cofrade. Hoy en día para algunos todo es un ofensa, no saben discernir entre la afrenta, lo provocador o los diferentes puntos de vista que un mismo asunto tiene, incluso no tienen la capacidad de algo tan sano como es reírnos de nosotros mismos.

- La Semana Santa de las cigarreras. Nos situamos a finales del siglo XIX en la Fábrica de Tabacos de Sevilla. Días antes de la Semana Santa las cigarreras de la ciudad organizan una Semana Santa "carnavalesca". las trabajadoras se disfrazan de cofrades, guardias civiles, toreros, imágenes sacras o nazarenos. Esta teatralización, que hay quien la define como "orgía sacrílega y fiesta hedonista", era en el fondo no sólo una critica a ciertos estamentos de la ciudad, sino una parodia del día a día de aquella época, ya no sólo local, sino también nacional. Figuras como Canovas o Sagasta no salían muy bien paradas de esta representación. La procesión acabó con un intervención policial, no tanto por lo representado allí, sino por escandalosas y porque hubo algunas que promovieron el "provocar tumultos, carreras y sustos" ¿Os suena?.

- El besamanos transgresor. Nos situamos en el barrio de la Alameda al final de los años 70 del pasado siglo XX, época de rebeldía y de luchar contra la ortodoxia establecida desde arriba. En una casa okupa, de la siempre peculiar calle Joaquín Costa, un grupo de personas representaba cada Cuaresma un besamanos "underground" de la Macarena. Un actor inmóvil pretendía simbolizar a la Esperanza, vestía una saya verde de papel metálico y el altar estaba adornado, como si de un culto se tratase. Según apuntan algunos, este evento conseguía atraer a un buen número de público e incluso hacían suyo un símbolo que realmente la mayoría no compartía. Este acto no hería la sensibilidad de casi nadie, especialmente porque fuera de ese ámbito surrealistas no era muy conocido. 

- La procesión de Riego. Era Domingo de Ramos de 1820, días antes se había terminado (momentáneamente) con el reinado absolutista de Fernando VII, empezando el "Trienio Liberal". Una procesión festiva de danzas y cantos atraviesa el centro de Sevilla. Van hacia el Prado de San Sebastián para acabar con los restos de lo que había sido el quemadero de herejes ajusticiados por el Santo Oficio. Llevaron a Riego, líder del movimiento sublevado, en procesión. Las tablas del quemadero formaban parte de este singular cortejo. De nuevo la mascarada mezclaba tintes religiosos con carnavalescos. Hay que decir que se prohibió a las hermandades de ese día vestir el hábito nazareno y se les obligó a entrar en sus templos antes de la medianoche para así evitar desmanes. 

-  La obra "Estrella sublime". La compañía "Bastarda Española" lleva 17 temporadas representando, por diversos lugares de la geografía andaluza esta obra. Personalmente la he visto y me gustó muchísimo, donde algunos ven insulto, en realidad lo que hay es crítica a un mundo cofrade ombliguista e hipócrita. Comprendo que haya quien pueda sentirse ofendido por ver una representación de la virgen sentada en la barra de un bar, todo hay que ponerlo en un contexto y es mejor opinar habiendo visto la obra, pero sinceramente creo que hacen falta puestas en escenas como esta, que para nada pretenden atacar a la fe, sino más bien reírse de uno mismo.

- La hermandad de la pata de pollo. "Tradición" que se dio en pleno siglo XXI. Un grupo de cofrades, incluso algunos de los que calificaríamos como rancios, organizaban esta procesión por las calles de la Feria. Situaban una pata de pollo encima de una silla, con hachones en forma de botellas de fino y faldones de papel de plata. La procesión avanzaba por el Real entre mezclas de "guapa", sones de campanilleros y alguna que otra sevillana. Todos los años había el correspondiente "besapata" previo a la salida y según cuenta la leyenda llegaron incluso a hacer una coronación canónica. El día que salía era también muy simbólico: en la madrugada del Jueves al Viernes de Feria. Ya veis que no le faltaba un detalle. 

Os habéis reído de Sevilla

Bufonada, mascarada, payasada, parodia, pantomima, engaño, farsa... se acaban las palabras para definir la reunión del pasado viernes, donde se nos presentó el informe de la Madrugá. No os lo vais a creer, pero casualmente un informe de 1.000 folios elaborado por ingenieros, informáticos, psicólogos, meteorólogos, físicos... dice exactamente lo mismo que dijeron, desde el minuto uno, los que han mandado hacer el informe. ¡Qué casualidad! podrían haberse ahorrado este tiempo y ese dinero, ellos en sólo cinco minutos lo analizaron a la perfección y con precisión. Lo han titulado "biodinámica de masas", porque llamarlo "Centenares de heridos, bandas y nazarenos que abandonan la estación de penitencia, histeria y hermandades dudando si continuar a su templo" era un título poco comercial y muy largo. 


Es llamativo ver como todos los que sufrimos en la calle esto mismo en el 2000, 2015 y 2017 coincidimos que es algo organizado, y que el famoso ruido previo a todas las avalanchas no se produce por el tumulto, sino que es otra cosa. Quien está encerrado en el ayuntamiento, en una sala del CECOP, en un balcón o en su casa viéndolo por televisión sí piensa que esto puede ser efecto dominó de una pelea de la calle Arfe en 2017, la cual en 2000 destrozó el cortejo de Los Gitanos y de la Esperanza de Triana. ¡Aprende, McFly! Salir públicamente a presentar este histriónico informe es sinónimo de haber perdido por completo los papeles, de no saber en qué puesto se está ni la responsabilidad que se tiene sobre la seguridad de la ciudad. Dice el informe que el efecto se multiplica en las zonas estrecha y se frena en las calles anchas. Dice también que ese ruido se magnifica por el silencio y el recogimiento que hay. Esa explicación podría ser creíble si sólo hubiera pasado en la calle Cuna y con la Hermandad del Silencio, pero ¿cómo explica este sesudo informe que en la calle Reyes Católicos quede destrozada toda una banda de Cornetas y Tambores como fue el caso de San Juan Evangelista? Ahí no había silencio ni era una calle estrecha, y fue uno de los puntos más negros de la noche, al igual que en la Plaza del Triunfo (zona ancha) es donde los heridos fueron de más gravedad. Es más, si eso es así ¿Cómo defienden un efecto dominó que atravesó cofradías como la Macarena, Triana y los Gitanos o enclaves urbanos como la Plaza del Triunfo, Reyes Católicos, Plaza del Salvador o Setas. 



Cuando ellos mismos desgranan el informe quedan más evidencia aún, se dicen simplezas como que si no llueve hay más gente en la calle (han pagado a expertos en clima para que digan esto, sí, ese es el nivel para rellenar los 1.000 folios) o que se ha hecho el "timeline" de los tuit (hay personas que tardan cinco minutos en escribir un tuit y otras lo hacen en 10 segundos ¿Cómo han valorado eso si estamos hablando de un periodo de uno o dos minuto para saber si hay o no efecto dominó?). El informe del Gran Poder es clave, está hecho por personas que vieron lo que pasaba, nadie se lo ha contado ni han tenido que mirar twitter para enterarse de lo ocurrido. De dicho informe sacamos varias frases esclarecedoras y que derrumban la versión oficial. Señores, entérense, se lo voy a decir en una frase, no necesito 1.000 folios, ¡no puede haber efecto dominó tan rápido en zonas donde no hay mucho público! El informe del Gran Poder advierte del hecho de no haber numeroso público y que éste no estaba compacto. También dice que un enlace de la hermandad vio claramente el origen de las estampidas y "estas estaban a cierta distancia de la Bodeguita".


La versión oficial fue abrazada rápidamente por la mayoría de periodistas locales de la ciudad, incluso alguno se atrevió a decir públicamente lo que en realidad hacen casi todos: "Ni he investigado esto, ni tengo intención de hacerlo fuera de las fuentes oficiales, porque los periodistas estamos para contar lo que nos cuentan". Qué pena que un periodista diga que él es un mero escribano del poder, qué pena que deshonre de esa manera a una profesión tan importante. En esta sinergia de engaño a la sociedad es necesaria la complicidad de estos periodistas, ya que ellos son los que generan opinión y pueden desmontar con datos la versión oficial, pero para eso hay que ser incómodos e investigar y lo mismo luego no te dan una entrevista o un premio. Seguramente les importe más eso, que el descubrir la verdad de un asunto que incumbe a la seguridad del ciudadano.

Por último, una anécdota que en teoría no tiene influencia en la calamitosa gestión que se está haciendo de este asunto, pero que sí puede explicar la burbuja en la que viven quienes están llevando estas investigaciones. En la mesa de ayer había sentada 14 personas. Todos eran hombres. La reunión era el 14 de julio de 2017, no eran los Caballeros de la Mesa Redonda del Rey Arturo, ni estamos en el siglo VI. Si en su ignorancia no son capaces de ver tal anacronismo, es posible que en su inocencia piensen que vamos a creernos sus grotescos informes.



domingo, 25 de junio de 2017

No más mentiras, por favor

Desde el Viernes Santo por la mañana estoy convencido que la Semana Santa de 2018 será muy diferente a la Semana Santa de 2017. Me refiero al tema organizativo y logístico. Estoy seguro de ello no porque confíe en el saber analítico de los que tiene que tomar las decisiones, sino porque ellos, quienes tienen que tomar decisiones, pasaron mucho miedo, no por los hechos en sí, que a ninguno de los gestores les cogió cerca, sino por la presión social y las consecuencias que estos hechos les podían acarrear en sus cargos. También temen mucho por su reputación social, de hecho creen vivir de ella. Todo lo que pasó en la famosa Madrugá de 2017 les dejó metido ese miedo en el cuerpo y es por ese miedo por lo que van a salir de su burbuja inmovilista.

Digo cambios y no mejoras, porque aunque es una obviedad no está de más recordar que un cambio puede ser a mejor o a peor, véase como claro cambio a peor el vallado atroz que cada año come más terreno a quien pretende acercarse a las hermandades, además de poner en más riesgo la seguridad de los cofrades. No sé que cambios se producirán, no sé si los que se han dicho serán reales o meras cortinas de humo, ni tampoco sé cuando van a dar a conocer estas medidas. Lo que sí podemos intuir es que nos van a intentar mentir, ¿otra vez? sí, otra vez. El Lunes de Pascua hubo reunión, y allí nos dijeron que antes del verano estaría el plan. Hoy ya es verano y el plan aún no está, primer embuste. También dijeron que iban a esperar para hacer hipótesis y valoraciones, sin embargo desde muy pocos días después "nos la intentaron colar" con esa hipótesis burlesca del efecto dominó. Segundo embuste. Siguen en sus treces, pero ya lo dicen más bajito y con menos ímpetu, porque tienen enfrente a toda la masa de cofrades y hasta un informe de hermandad, como es el caso del famoso dossier del Gran Poder. Por cierto ¿dónde están el resto de informes? 

Y sí, van a cambiar, porque saben que de seguir todo igual no iban a poder continuar ni una Semana Santa más. Van a cambiar, sí, pero si lo hacen sin planificación y dando tumbos ese cambio va a ser a peor. Van a cambiar, sí, porque en el 2000 los responsables institucionales se fueron de rositas, pero por aquel entonces no había ni redes sociales, ni blogs, ni tantos medios cofrades como ahora. En el 2000 era más fácil silenciar el asunto, con callar a los dos o tres periodistas de referencia lo tenían hecho, ahora ya no pueden hacer eso y lo saben. Es más, algunos periodistas han cambiado también su actitud ante la versión oficial a la que se adjuntaron desde el minuto uno, han visto que esta vez los cofrades y algunos bufetes de abogados iban a buscar la verdad y han ido cambiado el sentido de sus artículos durante estos meses.

Deberían saber que no nos vamos a olvidar, que no vamos a permitir ni un año más que su pasividad ponga en riesgo nuestra seguridad. Si no trabajan duro por hacer un plan que aumente la seguridad de cofrades y cortejos no nos vamos a callar ni los cofrades ni las hermandades, ya han visto el informe del Gran Poder. Su obligación es trabajar y organizar de una manera eficiente y segura la Semana Santa, no mentir e intentar torear dando plazos que no cumplen. Tampoco deben mentir en las versiones oficiales, porque nadie se las cree y eso les hace perder crédito. Yo no quiero un plan hoy, lo quiero listo para el Viernes de Dolores, pero ya han mentido y eso me hace pensar que o no han hecho ningún plan, o están dando bandazos y perdiendo el tiempo o lo que es peor, no saben ni por donde empezar. Sé que habrá plan y cambios, mis dudas son si sus medidas harán una Semana Santa 2018 más segura o la harán aún más dantesca, y si ese plan será una nueva improvisación de última hora o algo trabajado durante un año. 

lunes, 19 de junio de 2017

Extraordinarias y Corpus

Fantástica, no se me ocurre otro calificativo mejor para la procesión extraordinaria que la orden carmelita organizó en Sevilla el pasado fin de semana. La talla, una de esas que pasa desapercibida para muchas personas porque no procesiona habitualmente, es una de las grandes joyas que nuestros templos guardan. La elección de la banda impecable y el repertorio sublime, sobre todo teniendo en cuenta el sentido (procesión de rogativas) que se le quiso dar a la salida. Quizás sólo se falló en el horario, y a Dios gracias que la ola de calor no fue ese fin de semana, sino la cosa habría sido bastante peor. Las 19.30 no parece la hora de salida más adecuada para un junio sevillano. Me gusta que en las procesiones extraordinarias se añadan elementos diferentes. Al igual que con el Gran Poder tuvimos la extraordinaria de las extraordinarias, con el Cristo de los Desamparados hemos vuelto a tener otra salida que recordaremos y diferenciaremos de otras, han conseguido, por tanto, darle su propia idiosincrasia a la procesión. 

Problemas de horarios y calor también vimos el día del Corpus. No parece lógico que con una alerta naranja en ciernes el señor de la Cena vuelva las 15.00 horas. Es una decisión que, en mi opinión, debería plantearse la hermandad para posteriores años. El jueves pasado fue extremo, cierto, pero el día del Corpus es un día normalmente de calor y lipotimias, siendo supuestamente fácil el proteger de ese riesgo a las personas del cortejo, acólitos, costaleros y músicos creo que no se debería dudar en poner la vuelta a horas más nocturnas, pero ya sabemos que en Sevilla cuesta un mundo cambiar hasta los pequeños detalles. 

Tanto cuesta mover las cosas que hasta donde aparentemente todos estamos de acuerdo, o al menos hay una gran mayoría de consenso, se sigue sin mover nada. Me refiero a la organización del Corpus y su amplio y tedioso cortejo. Hasta Juan José Asenjo se ha pronunciado en este sentido, ignorando, o queriendo ignorar, que es él quien más puede hacer por cambiar en este asunto. Él organiza y él manda sobre la procesión. A ver si los que están todo el día pidiendo baculazos en las hermandades, Semana Santa, cruces de mayo o asociaciones también hacen esta guerra de pedir un baculazo para el Corpus, que aquí sí, y no en los otros temas, Palacio tiene y debe tener potestad para ejercer su poder. Pero de momento no está de moda pedir esto para el Corpus, así que los sanedritas callan en este sentido. 

Y hablando de extraordinarias y arzobispados, esta semana en Málaga se ha anunciado una procesión magna de vírgenes coronadas. Después del éxito del "Mater Dei" los malagueños y su pastor han visto el bien que le hizo a la ciudad, a las hermandades y a los cofrades en general la celebración de ese acto y han decidido volver a hacer algo parecido. También en ciudades como Córdoba, Cádiz o Huelva se hacen cada vez más celebraciones cofrades extraordinarias. Nos adelantan por la izquierda en algunos asuntos y nosotros nos estamos quedando estancados, con el peligro que esto conlleva. Sevilla ha sido paradigma históricamente de las salidas extraordinarias, son innumerables las que ha habido y por diversos motivos, algunos de los cuales hoy serían duramente criticados por los Sumos Pontífices de twitter. Ahora Sevilla es la que mira aletargada a otras ciudades y como son estas las que organizan eventos magnos.  

Hiniesta Gloriosa (14-15 de junio de 2017)