domingo, 28 de agosto de 2016

Periodismo de verano

El verano es un época dura no solo en lo meteorológico sino también en lo informativo. Cualquier telediario o medio, sea del tipo que sea, mete en estos meses noticias más o menos banales que serían inviables en otra época del año. Todos podemos tener medianamente asumido que cuando no hay noticias de relevancia tienes pocas opciones. Puedes inventarte noticias (hay quien lo hace) o también es posible no publicar nada, pero en esta era de información inmediata y abundante, sería el suicidio del medio que lo haga. Otra alternativa muy interesante es la de reportajes divulgativos, es mi preferida, y creo que la que eleva el nivel del medio que apueste por ello. La última opción posible es aparentemente la más usada, artículos que nada aportan pero que rellenan hueco.

Para esta última opción hay que tener mucho cuidado, porque la línea entre lo fútil y lo ridículo es muy delgada. Alucino con algunas publicaciones que se han visto durante estos últimos meses. Uno entraba en páginas, antaño de referencia, y ahora no sabía si le habían redireccionado a una web de Telecinco. Dicen que la base del periodismo debe ser: Formar, informar y entretener. Es posible que algunos cumplan el último punto por ser, en estos momentos, los hazmereír de la profesión . No hay más que leer lo que sus lectores escriben en las propias redes sociales de estos medios.

Ante la tarea difícil de mantener abierta una web de cofradías los 365 días del año, es necesario ser creativos en esta época para no perder, en tres meses, la credibilidad que hayas podido conseguir en los nueve anteriores. Hay medios que en vez de informar de lo que a nadie importa, prefieren aprovechar este tiempo para proponer cosas nuevas, imaginativas y de vital importancia para nuestra Semana Santa, como por ejemplo las posibles soluciones a las jornadas de la Semana Santa. Siempre defenderé a quien arriesgue con propuestas osadas y trabajadas, en vez de publicar la primera majadería que se le ocurra viendo unos Juegos Olímpicos o un partido de fútbol. El tener que relacionar, por obligación, cualquier tema con el mundo cofrade puede estar bien para una noche de copas con los amigos, pero para como información de un medio es una vergüenza.

En este artículo no se nombran ni a medios ni a personas, ¿Hace falta?. En un mundo tan pequeño todos nos conocemos y sabemos de que pie cojea cada uno. Sabemos quienes suman y quienes restan. Eso sí, quien se dé por aludido, en lo negativo, es que sabe que ofrece información de baja calidad, y hacer eso a sabiendas es aún más grave. Lo importante no es ir diciendo "mira lo que dice fulanito o menganito", lo importante es reflexionar sobre qué información queremos consumir. ¿Nos conformamos con que nos intoxiquen con cualquier basura informativa? Ser cómplices de ese tipo de periodismo chabacano y pueril ¿Nos hace partícipe de convertir la Semana Santa en algo cateto y trivial?


domingo, 21 de agosto de 2016

Creencias e ideologías

A nadie escapa que a menudo surgen en el mundo cofrade polémicas estériles y dentro de ese grupo general de polémicas, está uno muy específico que es las que están relacionados con temas políticos. Hoy en día tenemos una sociedad que todo, absolutamente todo, lo politiza. Nada más salir a la calle o entrar en una red social vemos como hay quienes solo ven la sociedad desde su punto de vista ideológico y no admiten, o no entienden, que en una sociedad plural los puntos de vista son tantos como individuos haya. Un buen ejemplo lo tenemos en las elecciones de la hermandad de la Lanzada y las impugnación de la persona que ganó las elecciones.

Lo primero que tengo que decir es que si existe una normativa que impide presentarse a Hermano Mayor a alguien con responsabilidad política hay que cumplirla. No sé si Antonio Ramírez tiene algún cargo sindical en la Universidad, es algo fácilmente comprobable y no deberían existir muchos resquicios en este tema. Pero todo ha surgido a raíz que ha ganado las elecciones de forma inesperada, ya que el gran favorito era Miguel Calzado. Antes de las elecciones hubo una impugnación y la secretaria de la hermandad y el Director Espiritual no dieron por bueno la candidatura, pero Palacio, a través de la figura de Antonio Vergara sí la aceptó. Ahora es cuando alguien ha decidió insistir más en el asunto y dar más publicidad. Vamos a ser claros, aquí lo único que hay es una serie de personas que no entienden que un sindicalista pueda ser Hermano Mayor. De hecho no es que no lo entiendan, sino que les duele como si les fuera la vida en ello. Es lo que hemos hablado al principio, la politización y el pensar que nuestro forma de pensar e ideología es la única válida y coherente.

Las pruebas que en nada tiene que ver la ideología política de una persona con sus creencias religiosas, y mucho menos con ser o no cofrade, son evidentes. Quien las quiera ver que las vea. El mundo cofrade es un fenómeno total en el que cabe todo el mundo, pero como siempre digo, los extremos de ambos lados coinciden. Le preguntas a un extremista de izquierdas si uno de los suyos puede ser creyente o cofrade y te dice que evidentemente "No"; le preguntas a un extremista de derechas si uno de los suyos puede no ser creyente o cofrade y te dice que evidentemente "No". Pero eso, casualmente, pasa en España más que en ningún sitio, y la explicación es clara: 40 años de nacionalcatolicismo no pasan en balde. Y si no es así, que alguien me explique porque en España está tan acentuada, en gran parte de la sociedad, esta relación tan brutal entre creencia religiosa e ideología política.

Los libros de historia están ahí para quien quiera leerlo. Se puede ver cómo no hace tantos años, quizás un siglo y medio (nada en la Historia de la ciudad), era más bien al revés. Los sectores más conservadores eran los más reacios a la Semana Santa, mientras que los sectores más progresistas eran los más afines. Actualmente vemos como en zonas como Sudamérica el comunismo es quizás la ideología más cercana entre los creyentes y sería casi imposible una polémica por un Hermano Mayor de izquierdas o sindicalista. Todos los hechos nos demuestran que nada tiene que ver una cosa con la otra y que seguramente quien busque coherencia se equivocará porque esta no existe. Cada uno es coherente consigo mismo y nadie más. El propio Papa Francisco ha dado consignas que irían contra las bases del neoliberalismo tal y como se entiende en España. ¿Son incoherente los neoliberales españoles católicos? ¿Es incoherente el Papa?.


Foto Raul Pajares. De Nazaret a Sevilla

domingo, 17 de julio de 2016

Otras Semana Santa

La obra "España oculta" es una magnífica serie de fotografías de Cristiana García Rodero, artista que entre la década de los años 70 y los 80 se dedicó a fotografiar las fiestas y tradiciones de la España más profunda. Estas fotos son en sí un estudio antropológico muy completo. Hoy vamos a ver algunas Semana Santa que la artista manchega fotografió y cómo en algunos casos hoy en día se sigue manteniendo de manera muy similar. 

1. Lejos nos queda en Sevilla los famosos disciplinantes. La foto es de "un picao" en el año 1979, así es como se llama en San Vicente de Sonsierra (La Rioja) a esta figura. Actualmente se sigue realizando esta práctica, no cambiando mucho la estética de lo que vemos en la foto. Es Fiesta de Interés Turístico Nacional. 





2. Los "empalaos" de Valverde la Vera (Cáceres) son hombres que se visten con un timón hecho con madera de castaño atando fuertemente los brazos a él, incluyendo el torso, una corona de espinas, 2 espadas en la espalda y un velo. Van descalzos por el pueblo y se arrodillan ante cada cruz que hay (hay 14 cruces) y ante cada "empalao" que cruzan. Las mujeres se visten con una tela morada una cruz de espinas en la cabeza y cogen una cruz de madera, al igual que los "empalaos", van descalzas y efectúan el mismo recorrido que los "empalaos". La foto que aquí vemos es del año 1979. 




3. Esta tradición se remonta al siglo XVI. Consta de una serie de actos religiosos, entre los que se encuentra una procesión del Santo Entierro a la cima de una montaña, se realiza el rito litúrgico del Descendimiento de la cruz de un Cristo articulado de madera, y se entonan oraciones y cánticos religiosos como: “Las cinco llagas” y el “Miserere". La foto es del año 1975.

 



4. La Corporación Bíblica “Las Potencias del Alma” es una de las de mayor arraigo y tradición de Puente Genil. Se fundó en 1878, y fue la primera Corporación que, cumpliendo la Ordenanza Municipal de 1874, solicitó permiso al Ayuntamiento para que nuevas Figuras Bíblicas procesionasen en la Semana Santa. La Memoria es la potencia, por medio de la cual el Hombre retiene, almacena y recuerda todo lo pasado.  Como “Alegoría” porta, con la mano izquierda, una Bola del Mundo, coronada por una paloma, y en la mano derecha un puntero señalándolos, con lo que va indicando el conocimiento que tiende de todo los existente a través del Espíritu Santo. La foto es del año 1976.


5. Una de las singularidades de Baena son los Coliblancos y Colinegros. Destacan los toques de tambor o caja y la indumentaria que visten. Estos salen a la calle en cuadrillas, vestidos con pantalón negro y chaqueta roja. Tanto la chaqueta como los tambores son bordados artesanalmente. Lo que más identifica a estos grupos son unos singulares cascos de latón de los que cuelgan largas crines de caballos blancas o negras.La foto es del año 1976. 



6. La Semana Santa de Moratalla (Murcia) no se entiende sin el sonido de sus tambores. Las procesiones se remontan a los siglos XVI y XVII. Como dato anecdótico vemos que el perro muerde a un nazareno en el momento de la foto. Fue tomada en 1980.




7. Otra de las Semana Santas de más relevancia de España es la de Cuenca. En la foto vemos el curioso salto que da uno de los miembros del cortejo. La foto se titula "El salto mortal del penitente" y fue realizada en 1982. 




8. En esta foto titulada "Jugando a la Pasión" vemos como unos niños simulan la crucifixión de Jesús y los ladrones. Fue tomada en Riogordo (Málaga) en el año 1983. 


9. Para terminar una tradición que sí tenemos muy cerca. La foto muestra a una peregrina del Rocío en el año 1979...quizás aquí si haya cambiado algo la estética. 



- Todas las fotos que aquí aparecen son de la obra "España Oculta" de Cristiana García Rodero. 





domingo, 10 de julio de 2016

El despropósito legislativo diocesano

El próximo 15 de agosto entrarán en vigor las nuevas normas diocesanas que este Arzobispo ha estimado oportuno actualizar. Hay cosas que se venían haciendo y ahora se reflejan por escrito, pero hay otras que directamente Palacio ha mostrado su clara intención de convertirse en juez y parte en el asunto cofrade. No estoy de acuerdo con esa opinión tan extendida que reclama más intervención de Asenjo en las hermandades. Si bien es cierto que en algunas ocasiones hay corporaciones que han actuado mal, también Asenjo ha actuado muy mal en la resolución de problemas, no sólo aquí, sino también en su anterior Archidiócesis. Que Palacio intervenga no quiere decir que un asunto se solucione, más bien al contrario, la historia nos dice que a veces lo que han hecho es empeorar el asunto cuando el báculo ha salido a relucir. Por eso me echo a temblar cuando ante un problema escucho la frase "¡Es que al final va a tener que actuar Asenjo!".

Estas normas tienen puntos que no hay por donde cogerlo, sabemos que cualquier ley siempre deja rescoldo abiertos (de algo tienen que comer los abogados) pero lo que es sorprendente es que Juan José Asenjo y su equipo de juristas hagan unas normas que vayan, a la vez, contra el propio derecho canónico y la Constitución española. Me explico, según el derecho canónico la legislación eclesial no puede ir en ningún caso contra la legislación española. La más importante de las leyes españolas es la Constitución, donde en su artículo 24 encontramos esto: "Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión", se sobreentiende que es personas físicas y jurídicas. En las normas diocesanas en su artículo 18 dice lo siguiente: "Las hermandades y cofradías no interpondrán demanda ni podrán establecer intervención judicial alguna en el fuero civil sin licencia del Ordinario del lugar"Monseñor, ¿Le está usted coartando un derecho constitucional a las hermandades?. Además es preocupante que estas normas hayan tardado en salir varios meses, justo el tiempo que se supo el caso de desfalco en el Valle ¿Se ha legislado en "caliente"? Sería un craso error. 

Otro de esos puntos que me dejan ojipláticos es el apartado del Directo Espiritual, al cual se le da un poder, en mi opinión, desmedido. Está bien, y es lógico, que el párroco tenga voz (incluso última palabra) en temas de formación cristiana y culto de la Hermandad, pero me parece muy excesivo que sea él quien decida temas orgánicos de un Cabildo o la expulsión o no de una persona del mismo. Además es cuando menos llamativo lo siguiente que encontramos en el artículo 38:

[Funciones del Director Espiritual...

....3º Presidir -cuando asista-, junto con el Hermano Mayor -a quien corresponde la función de moderar-, las sesiones de la Junta de Gobierno, con voz, pero sin voto. De igual modo, en los Cabildos Generales, sean ordinarios o extraordinarios, contando con voz, pero no voto -a no ser que sea miembro de pleno derecho de la hermandad...

... 6º. Podrá instar al Hermano Mayor para que suspenda un cabildo total o parcialmente, o para que expulse a un miembro del mismo, si, después de una primera advertencia, persistiera éste en el incumplimiento de las normas estatutarias, se produjera desorden, o se perturbara gravemente el clima de fraternidad y respeto... ]

Es decir, al Director Espiritual no se le exige la asistencia al Cabildo pero sí se le dan competencias importantes en el mismo, como es por ejemplo el instar a una Hermano Mayor a que suspenda el Cabildo. Eso es cómo pedir a un juez que juzgue pero no se le obligue a asistir al juicio. Conste que a mí que un Director Espiritual asista con voz en los asuntos que se traten en un Cabildo no lo veo mal, pero creo que no debe tener tanto poder, y lo que tengo claro es que si Palacio considera que esa figura es fundamental debería obligar a "los suyos" a asistir, porque parece que aquí las obligaciones sólo son para "los otros". Tanto poder al párroco me da mucho miedo ¿Qué hacemos con esas párrocos que sabemos no les gusta el mundo cofrade? ¿Le mantenemos ese poder aunque eso vaya en detrimento del buen funcionamiento de una hermandad?

Un último punto que no me gusta es el del Fondo Común Diocesano. especialmente el señalar las que dan más y las que dan menos. Me parece que no es ético juzgar a las hermandades sólo por el dinero contante y sonante que dan para este aspecto. El Fondo Común Diocesano está para pagar sacerdotes, mantenimiento de iglesias, restauraciones... ¿Por qué no contabilizan en ese Fondo el pago que algunas hermandades hacen de sus propios párrocos o la labor de mantenimiento que realizan en su sede? Porque ese dinero va directamente a su fin y no pasa por Virgen de los Reyes antes ¿Por eso ya no gusta en Palacio? Lo dicho, personalmente lo veo muy fuera de tono acusar de esa manera y poner a los pies de los caballos a las hermandades que en esa lista aparecen en los puestos más bajos.


Foto: El Mundo


domingo, 3 de julio de 2016

Los deberes del nuevo Consejo

El pasado jueves fueron las elecciones a presidente del Consejo. El elegido fue Joaquín Sainz de la Maza, al cual ahora le queda un duro trabajo, debido a que hay cosas que llevan años sin arreglarse. Venimos de un periodo donde la palabra Consejo ha salido más veces en las noticias para cosas negativas que por haber actuado bien, y eso es una herencia que ahora recibe el que fuera hermano mayor de la Macarena. Ha levantado algunas expectativas, como hombre que puede solucionar ciertos asuntos, esperemos que no se quede ahí, y que desde ya le veamos actuar acorde merece la institución a la que ahora representa. Vamos a ver los puntos que, en mi opinión, debería solucionar en este mandato.

1. Carrera Oficial. Como he dicho algunas veces, el recorrido oficial es la parte más importante que gestiona el Consejo. Es donde tiene más autonomía y la mayor fuente de ingresos de las hermandades. Dentro de este apartado podemos hablar de grandes cambios, cómo es el propio recorrido que se debería cambiar ya. También es importante el no querer seguir ganando "dos duros" con más sillas, a costa de poner en riesgo la seguridad de todos. No se pueden olvidar de gestionar eficientemente la venta de sillas, para evitar que haya un mercado negro con este asunto. Otro detalle pequeño pero que diría mucho del nuevo Consejo es que mantenga la Carrera Oficial el Domingo de Resurrección. El Resucitado hace estación de penitencia a la Catedral igual que el resto de hermandades y es una vergüenza que año tras año el Consejo dé por finalizada la Semana Santa el Sábado Santo. Por último, otro pequeño detalle de consideración con las ultimas hermandades del día. No está bien que los últimos pasos de la jornada hagan su tránsito entre el ruido de sillas cerrándose. ¿Qué trabajo cuesta esperar diez minutos más para que la cofradía ya se haya alejado lo suficiente?

2. Reorganización de días. Aquí es donde el nuevo Consejo va a demostrar su verdadera valía. Ya no hablo sólo de la Madrugá, sino del resto de días que necesitan cambios drásticos e inmediatos. Especialmente el Martes Santo es un día que presenta problemas de todo tipo, incluido de seguridad en algunos lugares y horas concretas. El anterior Consejo hizo planes de todo tipo para la Madrugá, con el resultado patético que todos conocemos, pero del resto de días se olvidó ¿Será capaz Joaquín Sainz de la Maza y su equipo de solucionar todas las jornadas que presentan problemas?

3. Comunicación. Es un aspecto de que alguna vez hemos hablado ya. Como el Consejo se ha quedado en materia de comunicación totalmente obsoleto y no se ha sabido adaptar al siglo XXI. El día de la rueda de prensa circense quedó claro, viendo el timeline de la recién creada cuenta de twitter también queda claro... pero por si alguien tenía dudas hasta el último momento lo han dejado de manifiesto. Es ridículo que la cuenta oficial del Consejo diera los resultado electorales a la mañana siguiente, cuando desde el primero de los medios, hasta el más insignificante de los blog lo publicó pocos minutos después que lo anunciara Pepe Gómez Palas (creo que fue el primer periodista en publicarlo). Este aspecto sí tiene una fácil solución y podría empezar a arreglarse desde la propia toma de posición.

4. Incorporación de nuevas hermandades. Hasta tres corporaciones tienen pedida su incorporación a la Semana Santa, y a nadie extrañaría que, en breve, una cuarta presente su solicitud. Tienen que buscar la forma de dar cabida a estas hermandades e incorporarlas a la nómina de cofradías que hacen estación de penitencia a la SIC. No valen ya más excusas y demoras porque soluciones, como para todo, hay. El problema es que para eso habría que trabajar duro, y en eso no ha destacado no sólo este último Consejo sino tampoco varios de los anteriores. Por tanta dejadez hemos llegado a este punto de estancamiento total en muchos aspectos.

5. Imagen del Consejo. Quizás el deber más importante de todos. Hemos asistido a cuatro años donde la imagen de la institución que representa a nuestras hermandades ha estado continuamente por los suelos. Eso es malo para todos y durante el nuevo mandato se deberían exigir que la imagen del Consejo empiece a estar a la altura de lo que se espera de una organización tan relevante. Este punto, en gran parte, vendrá acompañado del resto. Si empiezan a comunicar mejor sus actuaciones, si solucionan los problemas que en estos momentos hay y si saben cuidar los pequeños detalles, es seguro que la imagen del Consejo mejorará.


Foto: De Nazaret a Sevilla

domingo, 26 de junio de 2016

¿El peor Consejo de la historia?

El próximo 30 de junio se pondrá fin a uno de los peores Consejo de la historia. Y digo uno de los peores por no pillarme los dedos, pero en realidad pienso que ha sido el peor. Han sido cuatro años de desbarajustes, de ridículos, de pasos en falso y toma de decisiones erróneas. Pasarán muchos años, esperemos, para que vuelva tanto desgobierno a la institución que rige los designios de las hermandades y cofradías de nuestra ciudad. Y ¡ojo! personas de buen corazón, por lo menos es la impresión que me transmiten Carlos Bourrelier o Manuel Nieto, que fueron buenos hermanos mayores pero que han demostrado que les queda muy grande una institución como la de San Gregorio.

En realidad todo viene de un error garrafal cuando el verdadero vencedor de los comicios, Adolfo Arenas, decidió coger las de Villadiego y Asenjo creyó oportuno no convocar elecciones y dejar a Carlos Bourrilier al frente del Consejo. Ya las elecciones habían dejado alguna declaración y momento desagradable y la primera crisis, que fue la que produjo la dimisión del presidente electo, es cuando Adolfo Arenas consigue sacar a su pregonero en contra de lo que opinaban un buen número de consejeros. En ese momento, con esa dimisión, se debería haber convocado nuevas elecciones. Muy poco después de esto empezamos a ver lo que iba a ser un show continuo. Llegó el Via Crucis Magno y se empezó a poner de manifiesto la falta de autoridad del Consejo, ese día cada uno hizo y dijo lo que le pareció bien.

En esa Semana Santa es cuando pasó lo del "panaderazo", ese día donde un delegado del Miércoles Santo no sabía que la Lanzada volvía por la calle Cuna y un delegado diocesano exhibía vara y sonrisa mientras un palio era abucheado. De nuevo no hubo consecuencias de ningún tipo y  se vio la absoluta ineptitud de quienes debían haber impuesto un criterio lógico en la vuelta a su sede de la hermandad de los Panaderos. Al año siguiente tuvimos la filtración del cartel de Beatriz Barrientos, y como, de nuevo, por la ineficacia de una Junta de oficiales, se hizo pasar un muy mal trago a una artista en uno de lo que debería haber sido días más felices de su carrera profesional.

Y ya para que vamos a hablar de todo lo que ha rodeado a la Madrugá en estos años. No han solucionado nada, porque lo del último año lo podemos llamar retoque pero no arreglo, eso sí, han estado varios años ofreciendo una imagen penosa, desde los distintos planes que al final no salieron y costó el puesto a Francisco Vázquez Perea, hasta esa bochornosa no rueda de prensa que indignó a los periodistas y en la cual las caras de los protagonistas denotaban ser consciente que una vez más habían metido la pata. También hay que recordar que después de decir que no sólo la jornada más importante de la Semana Santa necesitaba arreglo, sino otras como el Martes Santo también, ni siquiera han intentado buscar una solución. Dejadez y bochornos son quizás las dos palabras que mejor definan esta última legislatura del Consejo.
 

Foto: De Nazaret a Sevilla